viernes, 4 de marzo de 2016

SUPERBOWL




La Super Bowl es la final del campeonato de la National Football League (NFL), principal campeonato profesional de fútbol americano en los Estados Unidos, que enfrenta a los campeones de la Conferencia Nacional (NFC) y la Conferencia Americana (AFC). El partido se disputa el primer domingo del mes de febrero y debe su nombre a Lamar Hunt, antiguo propietario de Kansas City Chiefs, quien lo llamó así tras ver a su hijo jugar con una pelota rebotadora.



El primer encuentro del Super Bowl se jugó el 15 de enero de 1967 (el primer ganador fue Green Bay) como parte de un acuerdo entre la National Football League y el otro campeonato existente por aquel entonces, la American Football League (AFL), para que los vencedores de cada competición jugaran un partido que decidiera al campeón de Estados Unidos. Cuando la AFL se integró en la NFL, cada liga se convirtió en una conferencia y el juego pasó a ser entre sus campeones. El equipo que más veces ha ganado ha sido Pittsburgh Steelers (seis ocasiones), y solo hay cuatro de las 32 franquicias de la NFL que nunca han jugado la final. El actual campeón son los Denver Broncos que ganaron la edición N° 50 el 7 de febrero del 2016.


Al margen del ámbito deportivo, el Super Bowl es una de las retransmisiones por televisión más vistas en los Estados Unidos cada año. Muchos músicos han actuado durante las ceremonias pre-partido y en el descanso, la franja publicitaria es la más cara de todo el año, y el día del partido (conocido como "Super Sunday" -Super Domingo-) está considerado de facto como una fiesta nacional. Los estadounidenses consumen más comida y bebida durante el encuentro que en cualquier otra fecha, exceptuando el Día de Acción de Gracias.


Desde la creación de la National Football League en 1920, el campeonato tuvo que competir con otras ligas, siendo la más importante de todas ellas la American Football League, fundada en 1960. La rivalidad entre los dos campeonatos, que intensificaron sus estrategias para atraer a los mejores jugadores y al mayor número de aficionados, hizo que la NFL y la AFL emprendieran conversaciones en 1966, llegando a un preacuerdo el 8 de junio de ese año. 


Una de las condiciones de ese preacuerdo establecía la celebración de una final que determinase al "campeón del mundo" de fútbol americano. El comisionado de la NFL, Pete Rozelle, quiso llamar a ese partido "The Big One". Sin embargo, se impuso finalmente el nombre "Super Bowl" propuesto por el propietario de los Kansas City Chiefs y fundador de la AFL, Lamar Hunt, a quien se le ocurrió tras ver a su hijo jugar con una pelota rebotadora llamada "Super Ball". Por otra parte, el nombre "Bowl" (tazón) ya se empleaba para las finales de fútbol americano universitario, por lo que terminó imponiéndose a pesar de que en un principio iba a ser una denominación temporal. 


Finales entre la NFL y la AFL

El primer Super Bowl, que se llamó oficialmente "First AFL-NFL World Championship Game" (Primer campeonato del mundo AFL-NFL), se disputó el 15 de enero de 1967 entre los campeones de la American Football League, los Kansas City Chiefs, y los de la National Football League, los Green Bay Packers. Dicho encuentro terminó con un resultado de 10:35 favorable para Green Bay, con una actuación destacada del quarterback Bart Starr, que fue proclamado jugador más valioso. Los Packers revalidaron el título al año siguiente. 


En el tercer campeonato celebrado en 1969 cambió la tendencia, y New York Jets fue el primer equipo vencedor que aportaba la American Football League, al ganar a los Baltimore Colts en Miami. La última final del Super Bowl con las dos ligas por separado se celebró en 1970, y en ella Kansas City Chiefs se proclamó campeón al vencer a Minnesota Vikings de la NFL por 23:7. Ese mismo año se estableció "Super Bowl" como denominación definitiva del choque. 


En 1970 se produjo la absorción de la American Football League por parte de la National Football League, que pasaban a ser la Conferencia Americana y la Conferencia Nacional respectivamente. A su vez, el trofeo de campeones pasó a llamarse "Trofeo Vince Lombardi", en homenaje al entrenador Vince Lombardi que falleció en septiembre de ese año. El primer club vencedor con el nuevo sistema fue Baltimore Colts. 


En la década de 1970, la mayoría de las finales estuvieron dominadas por equipos provenientes de la antigua AFL. Miami Dolphins venció en la final de 1973 invicto, un récord que hasta la fecha no se ha podido igualar, y revalidó su triunfo en 1974. Después Pittsburgh Steelers, entrenado por Chuck Noll, logró cuatro títulos (1975, 1976, 1979 y 1980) con una de las primeras dinastías del campeonato formada por jugadores como Joe Greene, Lynn Swann, Franco Harris, Jack Lambert, Terry Bradshaw y John Stallworth, todos ellos presentes en el Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional. Su juego se basó en una sólida defensa, que les valió el apodo de "Steel Curtain" (Telón de acero). 


A partir de los años 1980, los equipos de la NFC tomaron el control en las finales del Super Bowl. La franquicia más exitosa en esa época fue San Francisco 49ers, que ganó tres Super Bowl (1982, 1985 y 1989) con un estilo de juego al ataque imprimido por su entrenador, Bill Walsh. Su quarterback, Joe Montana, está considerado como uno de los mejores de la historia en su posición y fue ganador del MVP en las ediciones XVI, XIX y XXIV. En esta década también destacó Chicago Bears, que cerró la temporada de 1985 con un récord de 18 victorias por una derrota, y los dos campeonatos de Washington Redskins, correspondientes a las temporadas de 1982 y 1987. 


En la década de 1990, Dallas Cowboys sobresalió como el equipo más victorioso, con tres de los cuatro Super Bowl que llegaron a jugar en ese periodo (en 1993, 1994 y 1996). También destacó Buffalo Bills, que llegó a cuatro finales consecutivas desde 1991 hasta 1994 pero no ganó ninguna de ellas. A su vez, San Francisco 49ers se convirtió en el equipo que más Super Bowl había ganado al vencer en la edición XXIX, con el wide receiver Jerry Rice como su mayor figura después de la retirada de Joe Montana. Cowboys y 49ers coparon los principales duelos de la final, hasta que a finales de la década resurgió Green Bay Packers, liderados por el quarterback y tres veces MVP Brett Favre. Por otro lado Denver Broncos, que nunca ganó un título a pesar de haber llegado a la final en cuatro ocasiones, logró dos Super Bowl consecutivos en 1998 y 1999 con Terrell Davis y John Elway como sus principales atractivos.


Super Bowl en el Siglo XXI

A partir de la década de 2000, el campeonato volvió a estar dominado por equipos procedentes de la Conferencia Americana, y aparecieron de nuevos equipos que hasta entonces nunca habían disputado un Super Bowl.


El siglo comenzó con la victoria de St. Louis Rams, siendo el primer equipo presidido por una mujer, Georgia Frontiere. New England Patriots ganó en cuatro ocasiones (en 2001, 2003, 2004 y 2015) liderado por el quarterback Tom Brady, y cayó en 2008 y 2012 ante los New York Giants a pesar de haber terminado invicto el resto de la temporada del 2008 . También destacaron las victorias de dos debutantes en la final: Baltimore Ravens en 2001 (edición XXXV) y Tampa Bay Bucanners en 2002 (edición XXXVII).


Pittsburgh Steelers volvió a confirmarse como un equipo campeón tras recuperar su característico juego defensivo, y superó a San Francisco 49ers como el equipo que más Super Bowl ha ganado tras vencer en el Super Bowl XL (en 2006) y XLIII (en 2009). Un debutante en la final, New Orleans Saints, venció en el Super Bowl XLIV disputado en 2010, y en 2011 los ganadores fueron los Green Bay PackersHasta 2016, se han celebrado 50 ediciones del Super Bowl. Aunque tradicionalmente siempre se jugaba a finales de enero, desde 2004 se disputa en el primer domingo de febrero. La final viene precedida de una temporada regular, disputada en los últimos meses del año saliente y varias eliminatorias en la Conferencia Americana y la Conferencia Nacional. Cada Super Bowl se representa con numeración romana (con la excepción del Super Bowl 50), por lo que la primera edición que se disputó en 1967 se conoce como Super Bowl I. 


El equipo que más veces ha ganado el Super Bowl ha sido Pittsburgh Steelers, con seis títulos en su haber. La franquicia superó en 2009 a Dallas Cowboys y San Francisco 49ers, que cuentan con cinco títulos cada uno. En récords negativos, Buffalo Bills, Denver Broncos, New England Patriots y Minnesota Vikings han sido los que más veces han perdido la final, hasta en cuatro ocasiones. En el caso de Buffalo, sus derrotas fueron consecutivas desde 1991 hasta 1994. 


Actualmente, 28 franquicias de fútbol americano han participado en la final desde la primera edición y 17 equipos han ganado el trofeo al menos una vez. Cuatro clubes no han jugado nunca el Super Bowl: Cleveland Browns, Detroit Lions, Houston Texans y Jacksonville Jaguars. Detroit y Cleveland fueron campeones de la NFL antes de 1967, mientras que Jacksonville y Houston son franquicias creadas después de la fusión entre NFL y AFL y no han ganado campeonato alguno. 


El principal galardón que se lleva el vencedor del Super Bowl es el Trofeo Vince Lombardi. Se llama así desde 1970 en honor al entrenador Vince Lombardi, ganador de las dos primeras Super Bowl con los Green Bay Packers y fallecido ese año a causa de un cáncer.10 Anteriormente, era conocido como "Campeonato del Mundo". 


El trofeo fue diseñado por Tiffany & Co. y está valorado en 25.000 dólares. Presenta un balón reglamentario de fútbol americano en pie realizado con plata de ley, mide 56 centímetros y pesa 3,2 kilogramos. La NFL elabora una sola pieza para entregarlo en propiedad al equipo vencedor, a diferencia de otros campeonatos como la Copa Stanley (NHL) o la Grey Cup (CFL), donde solo existe un galardón. Cuenta con una inscripción con el ganador, año y edición del Super Bowl que se graba después del partido. 


Además del trofeo, cada jugador recibe un anillo de campeón. Estas joyas suelen realizarse en oro blanco y diamantes, e incluyen nombre del equipo y edición del Super Bowl. La NFL costea 150 anillos para cada equipo, con un coste aproximado de 5.000 dólares la unidad. La franquicia vencedora puede regalar anillos a quien quiera, repartiéndose entre cuerpo técnico, jugadores, personal y directiva. En caso de que quieran regalar anillos de más, el equipo asume el coste de cada unidad extra. 

Al margen del evento deportivo, el Super Bowl es uno de los acontecimientos sociales más importantes en Estados Unidos. Está considerado como un acto social en el que la gente se reúne para ver el partido, y es la segunda fecha del año en la que más comida y bebida se consume, por detrás del Día de Acción de Gracias. 


La NFL y la mayoría de equipos del campeonato organizan actividades en los alrededores del campo de fútbol, destinadas a todos los públicos. La mayoría están relacionadas con el fútbol americano, como firmas de jugadores famosos o pruebas físicas. Sin embargo, también se organizan conciertos en los aledaños al estadio con grupos populares.


Además, es el único partido de la temporada en el que los dos equipos pueden llevar a sus equipos de animadoras (cheerleaders). La primera vez que apareció este tipo de animación fue en el Super Bowl X celebrado en 1976, con el grupo de cheerleaders de Dallas Cowboys.


Al comienzo del partido hay varias actuaciones musicales, números de orquestas universitarias y saludos por parte de diversas autoridades, que culminan con la interpretación del himno nacional de los Estados Unidos, "The Star-Spangled Banner". El artista elegido para interpretarlo suele destacar por su capacidad vocal, tener una carrera consagrada, y su elección se hace pocos días antes de disputarse la final. El himno se interpreta en vivo y en directo acompañado por una orquesta, y aunque teóricamente existe la posibilidad de que el cantante pueda hacer playback, esto es criticado si se descubre.



Suele ser interpretado por una mujer, caso de Whitney Houston (1991), Mariah Carey (2002) Beyoncé (2004), Christina Aguilera (2011), Alicia Keys (2013) o Lady Gaga (2016) , entre otras, aunque también puede darse el caso de que lo cante un hombre, como ocurrió con Barry Manilow en 1984. El himno también pueden cantarlo grupos, como Backstreet Boys (2001) o Dixie Chicks (2003), o coros militares y universitarios (2005). Cada Super Bowl ha contado con un espectáculo musical celebrado en el descanso del partido (Halftime show) desde su primera edición. 


Aunque en un principio estaba protagonizado por las bandas musicales de las universidades estadounidenses, la popularidad del evento hizo que los cantantes y grupos más populares del momento ganaran protagonismo. A diferencia de otros intermedios con menor duración, la NFL autoriza que el descanso del Super Bowl dure 30 minutos para que puedan realizarse las actuaciones, y su presupuesto es muy superior al de cualquier actuación realizada en otras circunstancias. 


A lo largo de la historia, ha habido actuaciones que han trascendido más allá del partido. Tras varios años con pérdida de espectadores a otros canales durante el descanso, la NFL contrató para la Super Bowl XXVII celebrada en 1993 a Michael Jackson, quien cantó junto con 3.500 niños su sencillo "Heal the World". El éxito de audiencia hizo que la liga contratase artistas famosos y mejorase la calidad del show. En 2002 la actuación de los irlandeses U2 también obtuvo repercusión en los medios, ya que Bono homenajeó a las víctimas del atentado del 11 de septiembre durante la canción "Where the Streets Have No Name". 


El espectáculo del descanso del Super Bowl XXXVIII, celebrado en 2004, fue uno de los más polémicos de la historia (sino el más polémico), después de que el cantante Justin Timberlake, mientras interpretaba su tema Rock Your Body, al terminar la canción, le quitó a Janet Jackson una pieza de su vestido al final de la actuación, descubriendo uno de sus senos con una estrella que recubría todo el pezón. La imagen solo pudo verse durante un segundo en la emisión en directo, pero fue difundida con rapidez a través de internet y varias asociaciones de espectadores protestaron por el show. El incidente, que pasó a conocerse como Nipplegate, le costó a CBS y todas sus emisoras afiliadas una multa de 550.000 dólares por parte de la Comisión Federal de las Comunicaciones (FCC), aunque dicho organismo levantó la sanción en 2008.


Después de ese incidente, la emisión de espectáculos en directo en los Estados Unidos se hace con cinco segundos de retardo. aunque no tiene ningún sentido ya que en 2012 también volvió a ocurrir un incidente durante la presentación de la cantante Madonna, cuando la rapera M.I.A. levantó su dedo medio, por lo que el portavoz de la NBC Christopher McCloskey, se tuvo que disculpar por el gesto inapropiado.



Las franjas comerciales durante el partido de Super Bowl son las más caras de la televisión en Estados Unidos, por lo que muchas empresas deciden comprar esos espacios para emitir sus anuncios más costosos y sus mayores producciones. El primer anuncio de esas características fue "1984" de Apple, dirigido por Ridley Scott, que revolucionó el concepto de la publicidad emitida en este acontecimiento. Desde entonces, muchas empresas usan este espacio para dar a conocer sus propuestas más creativas y sus nuevos productos, e incluso algunos diarios como USA Today organizan un concurso para premiar al mejor anuncio del Super Bowl. Es habitual también la presencia de anuncios fijos, como la campaña de Disney "I'm going to Disney World!", en la que futbolistas y celebridades del país animan a la gente a acudir al parque temático. 


El número de espacios destinados a la publicidad está limitado y, debido a la audiencia que puede alcanzar el partido, su precio es muy elevado. En 2016, una empresa que quisiera colocar un spot de 30 segundos durante el partido tenía que abonar cerca de 5 millones de dólares. El precio de los anuncios ha ido en aumento excepto en 2009 y 2010 (2.5 millones), cuando por primera vez en su historia bajaron debido a la crisis financiera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario